5G próxima revolución tecnológica

México aún no figura en la lista de naciones que se encuentran en pleno despliegue de la 5G, pero sí tiene los elementos necesarios para dar los primeros pasos hacia la próxima revolución tecnológica.

Consultoras internacionales apuestan a que la red 5G será una de las tecnologías móviles más rápidas en ser adoptadas, incluso ante la irrupción de la pandemia por COVID-19 y la crisis económica que le sucedió.

Para 2024 se prevé que en América Latina siete por ciento de los usuarios de telefonía móvil ya hayan adoptado esta tecnología y en total mil 900 millones de usuarios alrededor del mundo.

La avanzada infraestructura en telecomunicaciones con la que cuenta México, el interés de los operadores por invertir en la adaptación y la velocidad con la que se libere el espectro bajo la vigilancia del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), será la base de la que podrá partir el país para la adopción de las tecnologías de quinta generación.

Esta nueva herramienta móvil no sólo aumentará la velocidad de conexión y con ello la materialización del tan prometido Internet de las Cosas, sino que revolucionará la industria manufacturera, automotriz e incluso generará “ciudades inteligentes”.

Por ello resulta indispensable que el país pueda integrarla lo más pronto posible con el objetivo de evitar un rezago en sus industrias que actualmente buscan mano de obra calificada, pero que en el futuro será la buena conectividad en redes de quinta generación, explica Sostenes Díaz, comisionado del IFT.

“La tecnología 5G está trayendo una revolución tecnológica, no solamente en cuestiones de telecomunicaciones, es tecnología que está impactando de manera transversal a todas las industrias.

“Por ejemplo, las fábricas están integrando procesos con tecnología que prometen reducir costos, es muy probable que como estén integradas globalmente, en un futuro están buscando invertir en países que tengan redes de quinta generación. Si nosotros no estamos desplegando esta tecnología nos podemos quedar al margen”, señala el comisionado en entrevista con Reporte índigo.

Algunos ejemplos de la transformación de la industria con esta tecnología son las líneas de producción que reaccionan de forma autónoma a la oferta y la demanda, procesos digitales que pueden advertir sobre fallas reales de maquinaria con anticipación, redes logísticas que enrutan mercancías de forma autónoma, trazabilidad completa del envío de los artículos de los almacenes hasta su destino y la utilización del Internet de las Cosas en la agricultura para cultivar de manera eficiente.

Estas redes se han desplegado ya en 38 países, entre ellos Estados Unidos, Canadá, algunas naciones europeas y en el este asiático. En el caso de México las inversiones en esta tecnología empiezan a llevarse a cabo y diversos pronósticos apuntan que a partir de 2024 podría iniciar su uso.

“En México hay buenas condiciones para sacar 5G pronto. Los operadores en el país y también en Brasil han ido adoptando la tecnología 4G LTE Advanced y ese es otro factor que ayuda, porque ya cuenta con el espectro que se utiliza para esta nueva tecnología y se puede utilizar para desarrollar las redes de 5G.

“En México tenemos operadores con buen espectro, como Telcel y AT&T y el año que viene hay licitaciones de espectro nuevo, los operadores han estado invirtiendo en modernizar”, explica Jesús Romo, analista de Telconomia.

En ese sentido, el despliegue inicial de esta tecnología será a través de la infraestructura con la que ya se cuenta.

Sin embargo, los operadores también tomarán en cuenta la adopción conforme consideren que serán rentables sus inversiones, por lo que es importante que estas compañías de telecomunicaciones cuenten con incentivos y participen en las licitaciones, apunta Romo.

“El otro factor de demanda es qué tanto se ha adaptado tu mercado al tema del 4G y 4G avanzado, los operadores dicen que el 5G tiene ventajas, pero lo ven como un salto progresivo”.

Para este año el IFT prevé llevar a cabo el proceso de concesión de diversas bandas de frecuencia entre las que están las del segmento 3400-3450 para uso comercial y que son ideales para el despliegue de la red 5G.

Previo al 5G

Evolución de los servicios de telecomunicación móvil en las últimas cuatro décadas

1G. Primera generación de redes de telecomunicación analógicas. Permitió el servicio de voz móvil.

2G. Redes digitales. Permitió el envío de mensajes y el servicio de roaming

3G. Navegación por internet que permitió la llegada 3G del ecosistema de aplicaciones móviles.

4G. Experiencia de internet de banda ancha rápida

4G LTE. Duplicó la velocidad de los servicios inalámbricos de banda ancha.

5G. Amplía los servicios de banda ancha más allá de internet móvil y segmentos de comunicación críticos

Arbitro indispensable

Aunque su existencia fue puesta en duda por el titular del Ejecutivo, el IFT tiene uno de sus retos más importantes: coordinar y regular la adopción del 5G en el país El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) tiene en el horizonte uno de los retos más importantes de su historia: regular la adopción de las tecnologías de quinta generación.

Además de establecer las reglas “del juego”, este órgano autónomo llevará a cabo las licitaciones del espectro que podrá ser utilizado para la adaptación y despliegue de esta tecnología, todo bajo prácticas con estándares internacionales.

“El despliegue exitoso de este tipo de redes requiere que se pongan a disposición del mercado tres tipos de bandas tecnológicas: bandas bajas, para cobertura; bandas altas, que proporcionan una mucho mayor velocidad de datos; y bandas medias, que tienen balance entre cobertura y capacidad de transmisión.

“El Instituto ya ha hecho un trabajo importante identificando las bandas altas, medias y bajas que se pueden poner a disposición del mercado, lo que sigue es llevar a cabo las licitaciones”, explica Sostenes Díaz, comisionado del IFT.

Pese a los retos que le esperan, la utilidad de este órgano autónomo fue puesta en duda por el presidente Andrés Manuel López Obrador, aunque la recién llegada titular de la Secretaría de Economía, Tatiana Clouthier, aseguró que el IFT está blindado por acuerdos comerciales internacionales.

El mandatario señaló en enero de este año que algunos órganos autónomos “no tienen ninguna función social”, por ello era necesario desaparecerlos o subordinarlos a dependencias federales.

Aunque Díaz evita referirse a los efectos de desaparecer el IFT en el contexto de la próxima adopción de la 5G, si recuerda lo que ocurría con el servicio de telefonía celular y costos previo a su creación como órgano autónomo.

“El riesgo que veo es que el dinamismo se pierda, que la regulación asimétrica no sea efectiva y que la competencia se reduzca, todo eso es sumamente importante por toda la economía digital que corre por arriba de las telecomunicaciones”.

El IFT debe asegurar que en el despliegue de esta tecnología se establezcan nuevos esquemas de asignación de espectro, garantizar el principio de neutralidad tecnológica y estándares adecuados de seguridad y privacidad de datos del usuario en el uso de dispositivos relacionados al Internet de las Cosas, entre otros objetivos como la generación del Sistema Nacional de Infraestructura.

“Otra de las cuestiones es que esta tecnología va a requerir mucho despliegue de fibra óptica que permita manejar la cantidad de tráfico, así como la velocidad que se está requiriendo y en ese sentido se necesita que se pueda compartir esa infraestructura para que se reduzcan costos de despliegue de esa parte de la red que le llamamos Backhold además de diversas acciones del IFT para que se lleve a cabo esa acción”.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Antena / Preponderancia a debate

Desde la reforma constitucional y legal en telecomunicaciones en 2013-2014, el tema de la preponderancia fue uno de los más debatidos, no sólo en el seno del Congreso de la Unión, sino también, por especialistas en la materia. El objetivo, liso y llano de este...

WhatsApp chat