Javier Orozco. | Columista, Abogado

¿Ahora sí habrá contralores?

Dentro del diseño constitucional de los órganos autónomos -como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece)- se planeó la existencia de un contrapeso político, bajo la forma de un contralor interno elegido por dos terceras partes de la Cámara de Diputados.

El reto es que los órganos autónomos no se vuelvan instituciones sin controles, y que haya un seguimiento institucional puntual de sus acciones desde el Poder Legislativo.

Tanto el IFT como la Cofece se integraron el 13 de septiembre de 2013, y lo deseable es que a la par se hubiesen nombrado a sus contralores internos. Sin embargo, han transcurrido ya casi seis años sin nombrarlos. Tan importante era la integración de los órganos para el cumplimiento de sus funciones como la definición de quien habría de vigilarlos.

La dilación en la designación es poco entendible, ya que la facultad de la Cámara de Diputados es de naturaleza autónoma y discrecional, pero han sido diversos factores los que han abonado a la omisión: que la designación esperase hasta que se adecuara el orden jurídico, la falta de consenso de las fuerzas políticas y que el proceso de elección que se inició en la LXIII Legislatura fue accidentado, ya que se impugnó.

Ante lo acontecido, la actual Legislatura decidió iniciar un nuevo procedimiento de elección de contralores, el calendario del procedimiento está así: del 22 al 25 de abril se llevarán a cabo las entrevistas con los aspirantes para que finalmente se emita un dictamen de elegibilidad el 25 de abril, mismo que puede ser votado el 26 de abril en el Pleno de la Cámara de Diputados.

Hoy en el Congreso y en el gobierno existe una nueva realidad, hay muestras de que el actual régimen tiene ciertas reservas hacía los órganos autónomos, de tal manera que el papel de los futuros contralores se volverá importante en la relación entre el gobierno y los órganos autónomos, sobre todo si se toma como referencia lo acontecido con los nombramientos en la CRE o Pemex, sin dejar de lado que los nuevos vigilantes habrán de poner ojos en quienes fueron designados por el anterior régimen. Todo pareciera indicar que vamos directo por un control político central.

** Interferencias

En México, la mayoría de los teléfonos inteligentes cuentan con un receptor interno de transmisión en FM, construido e integrado desde la fábrica. Para reproducir esta señal, los fabricantes de la compañía de teléfonos móviles deben activar el receptor.

Una vez activados, los dispositivos pueden recibir señales de estaciones FM directamente desde el aire, es decir, sin utilizar datos de Internet. Están por cumplirse dos años de la emisión de la Norma Oficial que estableció el requerimiento de no bloqueo de la funcionalidad de receptor de radiodifusión sonora en FM de los equipos terminales móviles. Si bien existen mesas de trabajo al respecto, es un imperativo la puesta en marcha plena de esta disposición, la cual no implica para el usuario gasto en sus datos, es gratuita y puede estar informado.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

¿Ahora sí habrá contralores?

Dentro del diseño constitucional de los órganos autónomos -como el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) y la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece)- se planeó la existencia de un contrapeso político, bajo la forma de un contralor interno elegido por dos terceras partes de la...

WhatsApp Informes