Javier Orozco | Columnista, Abogado

Antena / Ahí viene, nueva ley de imprenta y prensa

Ahí viene, nueva ley de imprenta y prensa.

Esta semana se han conjugado varios factores que se pueden convertir en una amenaza segura contra el ejercicio de la prensa, unos públicos y otros que están pasando desapercibidos.

Los que son públicos, son los persistentes ataques del presidente contra determinados medios, aunque, se dice ser el presidente más atacado de la historia, cuando a partir de la década de los noventas los medios comienzan a liberarse más del yugo de los gobiernos priistas y se vuelven más abiertos y críticos.

Organismos como la Sociedad Interamericana de Prensa, y la Asociación Internacional de Radiodifusión comienzan a hacer señalamientos sóbrela desmesura presidencial y sus alfiles contra los medios, al grado de recomendar a periodistas que cambien de país o responder a desplegados. El único hecho patente, es que el titular del Ejecutivo polariza al país, en dos: quienes están a su favor o los que están en su contra.

Y si algo ha caracterizado a la simbiosis partido-gobierno de la 4T, es que van sigilosamente caminando en la misma dirección, ahí está el dictamen aprobado por la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados que abroga la Ley de Imprenta de 1917, tan cuestionada en distintas épocas por su vigencia o disposiciones, pareciera una medida adecuada, al ser arcaica y totalmente rústica. Pero en las letras chiquitas, se dice que el Congreso “realizará las adecuaciones necesarias al marco jurídico, para procurar el pleno reconocimiento de las libertades de expresión y de imprenta”. ¡Vaya locura!, matan una ley de hace IB anos, vetusta por donde se le vea, para regular estas libertades, cuando el camino es desregular y optar por la autorregulación.

Si esto no es autoritarismo e intimidación, no sé cómo llamarle. Es un abuso de poder de servidores públicos que desde hace décadas lucharon por las libertades, pero hoy en el poder quieren perpetuarse y callar a los medios.

INTERFERENCIAS

La Segunda Sala de la Corte, bajo la ponencia de la ministra Yasmín Esquivel Mossa, resolvió que se debe conceder la suspensión solicitada por el Senado contra la modificación al Estatuto Orgánico del IET consistente en que sea el Pleno y no el presidente interino quien designe a los altos mandos. Así, el presidente podría nombrar a su equipo, salvo que la resolución tenga candado.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Antena / Daño colateral a telecomunicaciones

En el sector energético se han encendido las alarmas ante las recientes declaraciones del Gobierno Federal, de que en la política de materia energética se reafirmará el principio del interés de la Nación, ello como reacción a que un grupo de legisladores americanos expresaron al...

WhatsApp chat