Roberto García Requena

Banda Ancha / Rectoría del Estado en la economía

Está más que probado, que el modelo de libre mercado es el que con mayor eficiencia y eficacia asigna los recursos en una economía determinada.
Es cierto también que el gasto de gobierno (gasto público) es necesario en áreas estratégicas y sobre todo para proveer de bienes y servicios públicos a los gobernados.

Sin embargo, el dinero público no es suficiente para detonar y hacer crecer una economía. Simplemente los recursos que se recaudan vía impuestos son limitados y no alcanzan para todo.

En este sentido es que la inversión privada es fundamental, si se pretende que la economía de un país crezca. Sin la participación del capital privado no hay manera de lograr un verdadero auge económico, que desarrolle la producción de bienes y servicios, y que detone la infraestructura de un país.

En ese orden de ideas es que el Estado es el responsable de brindar una rectoría que logre generar y respetar un marco jurídico, que propicie la inversión privada. Sin seguridad jurídica a los inversionistas no hay incentivos para que éstos apuesten su capital. Reglas claras del juego es lo que se necesita, y el capitalista debe tener retornos a su dinero. De otra forma no invertirá en el país y se irá a aquél que si le garantice un rendimiento adecuado.

Parecería que al gobierno actual le esta costando trabajo entender este rol. Son ya demasiados los signos que generan desconfianza entre los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros. Desde la cancelación de obras; la insistencia de la refinería de Dos Bocas que a todas luces es un mal negocio; el Tren Maya, que tampoco es rentable; las consultas a mano alzada para definir proyectos de infraestructural; etcétera.
Todo esto genera incertidumbre.

Por eso la economía se está desacelerando y cada vez es más común escuchar expresiones de desconcierto en cómo el sector privado observa el actuar del Gobierno federal. Como ejemplo está la degradación que recientemente hicieron las calificadoras de nuestra deuda soberana.
Esperemos que esto se corrija pronto y que el gobierno sea capaz de mandar signos de seguridad, que atraigan a la inversión privada. En esto va a consistir el éxito o el fracaso de la llamada 4T.

En otro tema. Datos de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) señalan que hay alrededor de 4 mil millones de personas en el mundo con acceso a internet.

Esto representa el 51 por ciento de la población mundial. Por regiones los datos también son interesantes: 70 por ciento con Internet en América; 47 por ciento en la región Asia-Pacífico; 80 por ciento para Europa; y 24 por ciento en África.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Hace historia

Hace tres años se tuvo un sueño y se concretó con el esfuerzo de cientos de personas que trabajaron día y noche para poder llevarle al espectador una nueva opción de información a través de Imagen Televisión, la tercera cadena de televisión abierta de nuestro...

WhatsApp chat