Coral acusa corrupción de Prisa en pleito por Radiópolis

Grupo Alemán es claro en la disputa que enfrenta con el conglomerado español Prisa, luego de que Televisa le vendiera 50 por ciento de su participación en Radiópolis: o se apegan a lo que dicen las leyes mexicanas y le ceden el control de la radiodifusora o se van del país.

En entrevista, Luis Alfonso Cervantes, abogado externo de Corporativo Coral (parte de Grupo Alemán), dijo que plantearán a las autoridades mexicanas la revocación del permiso “especial” (la inversión extranjera en medios electrónicos no estaba permitida en México) que concedió a Prisa en 2001 para adquirir 50 por ciento del capital de Radiópolis.

En julio pasado, la familia Alemán pagó a Televisa mil 248 millones de pesos por la mitad de las acciones de la radiodifusora que opera estaciones como Los 40, K-Buena y W Radio, mientras que la otra mitad sigue en manos de Grupo Prisa.

En agosto pasado trascendió que representantes de Miguel Alemán habían tomado por la fuerza las instalaciones y el control editorial de Radiópolis, lo cual, aseguró Cervantes, fue totalmente falso.

Explicó que el pasado 21 de agosto, Coral (como dueño de 50 por ciento de las acciones de Radiópolis) convocó a una asamblea especial, donde designó a un nuevo director general e hizo cambios en el consejo de administración, acción desconocida por Prisa.

Cervantes indicó que Coral estaba en todo su derecho de realizar dicha asamblea sin el conocimiento de Prisa, pues explicó: 50 por ciento de las acciones que tiene la empresa española son tipo “N” (neutras), es decir, por ley están limitadas en cuestiones de voto.

En cambio, dijo, las de Televisa, ahora de la familia Alemán, son tipo uno, es decir, tienen poder de voto mayoritario. De esta forma, se realizó una “asamblea especial” sólo para accionistas tipo uno, en la que se acordaron cambios sin la necesidad de la aprobación de aquellos con títulos tipo “N”.

En 2001, cuando Prisa adquirió 50 por ciento de Radiópolis, la inversión foránea en medios electrónicos no estaba permitida en México. Desde 2013 la inversión extranjera directa es posible hasta 49 por ciento.

Bajo este precepto, dijo Cervantes, Corporativo Coral exige el control de Radiópolis, por lo que nombró tres de los cinco miembros del consejo de administración (Miguel Alemán, Ignacio Carral Kramer y Samantha del Valle) y un nuevo director general (Carral Kramer en lugar de Francisco Cabañas).

Dichas acciones no han sido reconocidas por Prisa, según el abogado, debido a que existe un contrato “firmado en un contexto complicado y abusivo”, en el que se le otorga el control a la empresa española, lo cual, dijo, pese a estar firmado por Corporativo Coral, no es válido, dado que la ley señala que la parte mexicana debe estar al frente.

Según Cervantes, el juez 63 de lo civil en la Ciudad de México dictaminó que el contrato en manos de Prisa, en el que se le otorga el control de Radiópolis, no es válido de acuerdo con la Ley de Inversión Extranjera, por lo que de manera prearbitral, dicho documento no tenía validez. No obstante, señaló, la semana pasada, el mismo juez modificó su postura.

En su estado original, la sentencia del citado juez había dejado sin efectos un contrato firmado entre el Grupo Prisa y la familia Alemán en el que esta cedía el control de Radiópolis a su socio, pero que después fue desconocido por Miguel Alemán Magnani, pues lo firmó de buena fe sin estar al tanto de sus implicaciones.

“El juez cambió de decisión, algo que por ley no puede hacer. Alega que recibió presiones de arriba, eso es, del presidente del Tribunal Rafael Guerra. La revocación se dio bajo el argumento de que unas firmas no coincidían. La solución es desafortunada, no sé cómo fue que intimidaron al presidente del Tribunal, si le dieron dinerito, pero procederemos y eso provocará que el juez termine en la cárcel”, advirtió.

“Es un contrato que va en franca total y abierta violación de lo que establece la Ley de Inversión Extranjera, pues un extranjero no puede tener el control de un área estratégica en México como lo es la radiodifusión”, expresó Cervantes.

Con lo anterior, el juez restauró los efectos del contrato denunciado por la familia Alemán -socia al 50% con Prisa en Radiópolis- lo que le devuelve el control a Grupo Prisa de la empresa, cuando menos hasta que Corporativo Coral obtenga una nueva suspensión judicial, lo cual estima puede suceder el martes o miércoles de esta semana, pues ya se tramitó un amparo.

“Es un vil acto de corrupción. Los jueces no pueden modificar sus propias determinaciones” , dijo Luis Cervantes, quien no titubeó al decir que el cambio de parecer del Juez solo pudo ser posible a cambio de un soborno, por lo cual también prevé presentar una denuncia penal. La resolución original del Juez 63 de la CDMX le permitió a Coral convocar a una asamblea de accionistas para nombrar a un nuevo director de Radiópolis (Ignacio Carral en remplazo de Francisco Cabanas) y to mar el control de la empresa, el cual se recuperaría de obtenerse la suspensión.

-¿Qué viene?

-Interpusimos un amparo contra la decisión del juez de retractarse, y eso se debe resolver a nuestro favor entre martes y miércoles.

-¿Qué acciones han tomado desde que tienen el control?

-Lo único que hemos hecho es requerir por notario que le entreguen las instalaciones a la dirección general y consejo legalmente nombrado, lo que no han hecho, eso ha dado pie a que se tipifiquen otros delitos.

-¿Por qué el cambio de director general?

-El señor Cabañas es una persona que tiene problemas muy serios de adicciones, además de ser una gente que oculta la información, engaña a los españoles, los números que él presentó para la compra son falsos, es alguien que no queremos tener cerca. Ahorita está operando de manera ilegal, es un usurpador.

-¿Habrá cambios editoriales?

-El contenido editorial no se toca. Radiópolis tiene una barra de comunicadores fenomenal. El señor Miguel Alemán ha dicho a todos que tienen plena libertad.

-¿Tiene injerencia Carlos Cabal Peniche en Radiópolis?

-Eso no es cierto, me da risa. Están inventando, es absolutamente falso que el señor Carlos Cabal Peniche tenga que ver en la operación de Radiópolis.

-¿Prevén un juicio largo?

-Acabará más rápido de lo que imaginamos porque la actuación del gobierno es contra la corrupción, cero tolerancia. Y estamos ante un acto de corrupción, contratos mañosos y tramposos, eso es corrupción. Además también lo es esa forma de manipular a los tribunales, y este gobierno ha prometido y está cumpliendo acabar con la corrupción.

-¿Cuál es su objetivo?

-O los españoles se aplacan y se ciñen al derecho mexicano o que se larguen, no hay de otra. No vamos a seguir juntos, no queremos seguir juntos, no queremos ese tipo de gente, la familia Alemán nunca ha tenido unos socios de esta calaña. Se les regresará su dinero y que se vayan a su país. Si quieren estar aquí que se ciñan al derecho mexicano.

El pleito en el tribunal local no cancela, sin embargo, la vía del arbitraje privado entre ambas partes, que en los próximos días tendrá su primer paso, con un intento de conciliación en el que la familia Alemán nombró como su representante a José Ramón Cossío, ministro en retiro de la Suprema Corte de Justicia, mientras que Prisa nombró a Ricardo Alarcón Gaviria, un experto en radiodifusión en Colombia. De no lograrse un acuerdo en 15 días, se activaría el arbitraje, que sería conducido en la Corte Internacional de Comercio de París.

 

Cronología

En julio de 2019 se reveló que Televisa vendería 50 por ciento de su participación en Radiópolis a Corporativo Coral.

En octubre de 2019 la televisora acusó falta de pago por parte del grupo del empresario Miguel Alemán.

En marzo de 2020 Televisa informó que Coral comenzó a realizar los pagos en parcialidades.

Ante problemas de liquidez, en julio de 2020 Coral recibió financiamiento de Teresa Pasini (esposa de Carlos Cabal Peniche), Samantha del Valle (hija del empresario Alejandro del Valle) y Rosa Rubio para liquidar el pago.

El 21 de agosto se celebró una asamblea extraordinaria en la que la familia Alemán cambió de director general.

El 26 de agosto trascendió que Carlos Cabal Peniche, en representación de Miguel Alemán, tomó por la fuerza las instalaciones de Radiópolis.

 

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Australia quiere que Facebook y Google paguen por las noticias

Australia trata de abrir el camino en la regulación de tecnología con un nuevo código que exigiría a Google y Facebook pagar por las noticias circulan en línea. Sumergiéndose en donde Francia y España fracasaron, el News Media Bargain Code (Código de Negociación de Medios...

WhatsApp chat