5 de diciembre de 2022

Crisis de chips ahora alcanza al sector de telecomunicaciones

21/10/21

Cuando en el verano de 2020 empezó a hablarse de la escasez de semiconductores, los especialistas en el tema hablaban de que era coyuntural y concluiría en el primer tercio de 2021, pero ya vamos hacia finales de este año y la crisis empieza a afectar, no solo al sector automotriz y de electrónica, ahora alcanzó a Axtel, el negocio de telecomunicaciones del conglomerado Alfa.

El reporte financiero de Axtel al tercer trimestre del año, registró pérdidas en sus utilidades por 302 millones de pesos en dicho periodo.

Los ingresos también disminuyeron en un 11 por ciento anual, al sumar dos mil 759 millones de pesos. Ayer MILENIO publicó que la crisis de semiconductores afecta a dos sectores: automotriz y electrónico, en cinco entidades del país.

De acuerdo con la compañía, las estimaciones por el impacto directo de estos retrasos, ocasionados por la crisis de semiconductores, ascenderían a 50 millones de pesos para el segundo semestre del año, más un aumento de 50 por ciento en el volumen de contratos en implementación a causa de falta de insumos. Eduardo Escalante, director general de Axtel, detalló que los retrasos antes eran de entre 4 y 6 semanas, ahora se convirtieron en 5 y 6 meses.

“Los efectos negativos del desabasto global de semiconductores y los retrasos en logística se acentuaron en Axtel este trimestre. Los tiempos de entrega de entre 4 a 6 semanas, ahora se convierten en 5 y 6 meses, lo que se traduce en la cancelación de proyectos sensibles al tiempo y en un retraso generalizado en tiempos de implementación”, afirmó.

El CEO de la compañía de telecomunicaciones expresó que: “el 2021 ha representado un año complejo para la compañía, con los efectos ocasionados por la incertidumbre de nuevas variantes del covid-19, así como por los impactos secundarios en la recuperación económica”. Buen desempeño Los negocios de Alpek (petroquímica) y Sigma Alimentos, registraron un buen desempeño, compensando el impacto que tuvo Alfa por el negocio de Axtel.

“Nuestros negocios continuaron demostrando su habilidad para operar exitosamente en un entorno muy dinámico y fluido. Alfa logró crecimiento de doble dígito en ingresos y flujo ante retos en las cadenas de suministro y presiones inflacionarias que afectan a la economía global”, expresó Álvaro Fernández, director general de Alfa. El incremento a nivel de ingresos y de flujo operativo de Alfa fue de 17.7 por ciento y de 0.3 por ciento, respectivamente durante el tercer tercio de este año contra el mismo periodo de 2020.

De acuerdo al reporte financiero, los ingresos totales del conglomerado durante el periodo enero a septiembre fueron por 11 mil 095 millones de dólares, lo que significó un crecimiento de 22 por ciento, mientras que su utilidad de operación fue de mil 050 millones de dólares, un 74 por ciento más que en el mismo lapso de 2020. Ante estos resultados por trimestres y acumulados, Alfa actualizó sus estimaciones. Ahora espera que su flujo alcance los mil 937 millones de dólares para el cierre de este año, contrario a lo que preveía anteriormente, que era de mil 767 millones de dólares. El buen desempeño, se atribuye a un aumento en el precio promedio de las materias primas en Alpek y una significativa recuperación en el segmento de foodservice de Sigma Alimentos.

  • Servicios
  • Afiliación
  • Protocolo de Emergencias
  • En caso de sismo
  • En caso de huracán
  • DDMI5
  • Denuncia de emisoras sin concesión
  • Censo de Campañas Sociales
  • Marco Legal
  • Estatutos de la CIRT
  • Código de Ética
  • Cultura de la legalidad
  • Contrato Ley de la Industria