El coronavirus también contagió a las audiencias de radio con nuevas tendencias en CDMX

En el primer semestre de 2020, la pandemia provocó un reacomodo de la radio noticiosa y hablada, para beneficio de unos y detrimento de otros, en tanto que la radio musical y la radio pública vivieron notables crecimientos en sus audiencias.

Comparte este contenido

La pandemia de coronavirus alcanzó a la radio capitalina y alteró la conducta de las audiencias que durante el primer semestre del año estuvieron en confinamiento para no infectarse de Covid-19, fundamentalmente entre marzo y mayo, cuando la radio local en su conjunto escuchó el despegue de sus ratings como no ocurría hacía varios trimestres y a contrasentido de la pauta publicitaria que entonces se desplomó por el freno en México de la actividad económica, 18.7% en el segundo trimestre a tasa anualizada.

En el primer semestre de 2020, comparado con la primera mitad de 2019, la radio noticiosa y hablada notó un reacomodo de las audiencias, para beneficio de unos y detrimento de otros, en tanto que la radio musical comercial y la radio pública vivieron, salvo contados casos, crecimientos de audiencia.

El mejor mes para la radio capitalina en general fue marzo, por los 9.53 millones de escuchas que consiguió ante los 8.94 millones de ese mismo mes en 2019, cuando el confinamiento por la pandemia se hacía también generalizado en todo el país. Y aunque varias emisoras de distinto corte sumaron oyentes con la emergencia sanitaria, el saldo semestral fue negativo para toda la radio con pérdida de cerca de medio millón de radioescuchas, -4.29%, porque las personas en algún momento de su confinamiento también migraron a otros proveedores de contenidos como la televisión y las plataformas digitales.

Estas conductas serían resultado de que las audiencias prefirieron dejar conceptos de comunicación que pusieron demasiado el acento en asuntos políticos, económicos o sanitarios al arranque de la crisis por la Covid-19, para buscar otros contenidos más imparciales o porque optaron por aquellos que los sacaran por algunos momentos de su “realidad confinada”, estimaron observadores de esta industria.

La pandemia alteró las audiencias de la radio en CDMX

La radio en conjunto se escuchó mas entre marzo y mayo, en los meses mas marcados por confinamiento, pero en todo el primer semestre de 2020 la radio tuvo menos escuchas que en la primera mitad del 2019.

Durante el primer semestre del 2020, la radio continuó procesos que ya había iniciado meses atrás y conoció más plenamente del funcionamiento y conveniencia de tener al aire estaciones y programas que se originaron en 2019 o al arranque del año.

Entre enero y junio fueron protagonistas de la radio las emisoras Aire Libre, Acustik, Ondas de Paz, Match y La Mejor, y por grupos empresariales destacaron como personajes MVS Comunicaciones, Radiópolis, Grupo ACIR y Grupo Radio Centro, cuyo trabajo de recomposición para regresar al liderazgo pleno de la radio capitalina y la solvencia financiera ha abierto oportunidades para terceros radiodifusores.

Radiópolis, Fórmula y ACIR lideraron la radio noticiosa y hablada

En radio noticiosa y hablada el gran ganador es W Radio de Radiópolis, que pese a las inquietudes que desde hace un año presionaron a la estación por el traspaso de su derechos de operación de Grupo Televisa hacia Grupo Coraly ahora con la incertidumbre por una supuesta operación plena del grupo español Prisa de la señal, el otro socio, que contravendría las leyes mexicanas sobre inversión extranjera, la emisora se pudo colocar como la primera del rubro noticioso y hablado: brincó cuatro lugares en el ranking general del segmento y agregó más de 100,000 oyentes netos en el promedio enero-junio de 2020.

Después de la W, el siguiente beneficiado por los meses de la pandemia fue la emisora 88.9 Noticias de Grupo ACIR, pues adicionó cerca de 90,000 oyentes netos en todo el primer semestre del año y La Octava de Radio Centro, aún con la combinación con el concepto musical Universal Stereo y la mudanza constante de frecuencia que la hizo perder y ganar oyentes, se ubicó en el sexto general de entre las noticias, con 255,000 oyentes promedio en el periodo.

Las audiencias cambiaron de radio hablada y  noticiosa en la pandemia.

En el primer semestre del 2020 hubo mudanzas de conceptos de una a otra frecuencia y se registraron estaciones que no existían en la primera parte del 2019, sobe todo, las audiencias cambiaron a sus noticieros de preferencia.

Con la pandemia, el liderazgo de la radio hablada y noticiosa cambió en la Ciudad de México y su área metropolitana: El primer sitio lo ocupó W Radio 96.9, seguido por Radio Uno 104.1 y después por 88.9 Noticias, de acuerdo con mediciones de la casa INRA para este medio.

Es decir, en el primer semestre del 2020, tres grupos de radiodifusión pelearon fuerte por el liderazgo del segmento de los noticieros, cuando hace un año dos empresas se repartían las tres primeras posiciones. Otros grupos, algunos nuevos, aunque agregaron oyentes a su programación, se mantienen en la misma posición del ranking general que un año antes.

“Se da por hecho que en radio la audiencia se mantiene y hoy no necesariamente está ocurriendo así. El agotamiento de conceptos en ese segmento es una variable que no suele considerarse en radio, pero la gente comienza aburrirse de formatos de radio hablada de un solo conductor que nada más reparte tiempos y donde sólo él toma decisiones en las noticias, eso ya está fuera”, estimó Claudia Benassini, profesora e investigadora de contenidos y radiodifusión en la Universidad La Salle.

“Lo de la W Radio es interesante, porque subió mientras otras emisoras bajaron de manera importante, mientras que La Octava ha hecho cambios en contenido y formatos. Eso les ha costado mucho trabajo y dinero, pero allí también traen una propuesta distinta”.

Ke-Buena y Los 40 amarraron su liderazgo en el entretenimiento de CDMX

La radio musical y de entretenimiento ganó audiencia con la pandemia. La Ke-Buena 92.9 y Los 40 101.7 de Radiópolis y Amor 95.3 de ACIR están entre los ganadores: La estación grupera ahora propiedad de Grupo Coral repuntó 23.99% en el semestre y 18.40% la estación de Los 40, en tanto que Amor de Grupo ACIR creció 47.28%, la mejor marca del rubro.

Los expertos creen los crecimientos en Ke-Buena obedecen también a programas altamente populares como el Panda Show y Los Hijos de la Mañana y la barra matutina de Rocío Córdova, para el caso de Amor. Esos formatos también repercutieron en que La Z 107.3 perdiera 3.02% de sus oyentes y que Stereo Joya saliera en el semestre del top ten de las musicales.

Con la irrupción de La Mejor de MVS Comunicaciones en junio pasado y ya con el décimo lugar de popularidad en su bolsa, es seguro que la tabla cambiará para el final de año.

Cinco cadenas comerciales se reparten la radio musical en la CDMX.

En el semestre de la pandemia la radio musical y de entretenimiento recupero su popularidad entre los capitalinos que pasaron tres meses por confinamiento en su hogar.

En el ranking musical y de entretenimiento, cinco cadenas comerciales lideraron el semestre: Radiópolis, ACIR, Radio Centro, MVS y NRM Comunicaciones, en ese orden. El damnificado aquí es Grupo Radio Centro, dado que históricamente colaba cinco estaciones en la tabla del segmento y en esta ocasión Universal Stereo y Stereo Joya quedaron fuera del conteo. El NRM ocupó así esas posiciones con las emisoras Oye y Beat.

Jorge Bravo, director de la Asociación Mexicana de Derecho a la Información (Amedi) y reconocido observador de la industria de la radio y la televisión, dice que aquí la pandemia trastocó las conductas de las audiencias, pero el cambio no será para siempre.

“La pandemia reconfiguró la audiencia y el consumo de la radio, pero no necesariamente va a ser permanente. Las personas tuvieron que estar más en sus hogares y una forma de distraerse fue encender la radio musical. También hubo una saturación de temas informativos redundantes en coronavirus y sus consecuencias, pero la caída de esos noticiarios pudo deberse a que buena parte de la escucha es en automóviles, y hubo una restricción en la movilidad. A cambio de escuchar los noticiarios en el transporte había la oportunidad de encender la televisión”.

La radio pública se benefició con la pandemia

La radio pública en la capital también notó aumentos en sus audiencias, después bajas de audiencias en algunos de sus segmentos en 2019 y en un periodo marcado por los recortes presupuestales generalizados y divergencias con los sindicatos, como fue la historia del Imer en los últimos meses.

El indiscutible beneficiado es Reactor del Imer, con cerca de 40,000 oyentes ganados en el primer semestre. Pero las celebraciones son para todos los medios públicos, dado que Radio UNAM, en el combo AM/FM, creció 23.22% sus audiencias; Ibero 90.9 lo hizo en 25.46% y Radio Educación creció otro 17.69% sus escuchas a un año de operar su señal de FM. Horizonte, también polito de noticieros del Imer, despegó su marca en 27.96 por ciento.

“Los cambios en los medios públicos coinciden con los cambios en las administraciones. Aleida Calleja y Gabriel Sosa Plata han trabajado mucho y ahí se ven los resultados. Hay un buen incremento de radioescuchas en relación con el año pasado. Habría que ver lo que sigue para saber si la radio pública se re posiciona. La apuesta sobre todo de Aleida Calleja es por una audiencia joven y Gabriel Sosa acaba de hacer un concurso para nuevos contenidos también de y para jóvenes”.

La radio publica ganó con la Covid-19.

En solitario o en combo las emisoras de la radio publica agregaron escuchas a sus programaciones en el primer semestre del 2020, esto aun con los rectores de presupuesto para todo el año y sus dificultades para comercializar la publicidad.

Los medios públicos no pasaban por un mejor momento desde anteriores administraciones, pues con la presente, el Instituto Mexicano de la Radio perdió 10% de presupuesto en su primer ejercicio con Aleida Calleja y Radio Educación, 11% con Gabriel Sosa Plata. Ello obligó a ambos directores a sumar esfuerzos en compartición de contenidos que funcionaran en la otra estación y, en el caso del Imer, a buscar la renta de su infraestructura pasiva para terceros grupos, incluso comerciales.

“Sí se nota una mayor penetración de los espacios públicos de radiodifusión también por la pandemia y un esfuerzo por informar con calidad y sin tanto sesgo oficialista, pero su reto será conservar esas audiencias después de la emergencia sanitaria e incrementar su oferta hablada pero de opinión y análisis”, comentó Jorge Bravo, de la Amedi.

La otra noticia en cuanto radio pública, social, indígena y comunitaria, está en que la emisora feminista Violeta Radio, de reciente creación, tuvo 12,801 oyentes promedio entre enero y junio y su mejor mes fue marzo, con 18,349 oyentes, cuando en la capital arrancó la Jornada Nacional de la Sana Distancia por la pandemia.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Antena / Daño colateral a telecomunicaciones

En el sector energético se han encendido las alarmas ante las recientes declaraciones del Gobierno Federal, de que en la política de materia energética se reafirmará el principio del interés de la Nación, ello como reacción a que un grupo de legisladores americanos expresaron al...

WhatsApp chat