Javier Tejado Dondé | Analista, Columnista, Abogado.

Espectro / Se vale castigar a medios por su cobertura de la pandemia

Es bastante complicado ser medio de comunicación estos días en México y en el mundo, al tener que lidiar con caídas en los mercados publicitarios, con lo arriesgado de tener a colaboradores trabajando, sobre todo cubriendo las calles y los hospitales y, además, tenerse que preocupar de que el gobierno federal les ande imponiendo multas.

Esto viene relacionado con los oficios de inicio de procedimiento sancionatorio que, con base en la normatividad añeja de la Comisión Calificadora de Publicaciones (1981), la Secretaría de Gobernación (Segob) envió a El Diario de Juárez y a El Diario de Chihuahua, al haber publicado fotografías de muertos en Ecuador y asegurar que eran casos en Chihuahua. Información equívoca, pues.

Pero también, por el oficio que hizo público la Segob, el sábado pasado, contra el canal Azteca Uno de Televisión Azteca, donde igualmente se le abre un proceso sancionatorio por haber puesto en duda en su noticiero estelar las políticas que está adoptando el gobierno federal en materia de salubridad para combatir la pandemia del Covid-19, con lo que a la televisora se le pretende sancionar con la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, pero además se le exige que “manifieste públicamente su respeto a las disposiciones sanitarias (emitidas)” y que se sume al frente común convocado por la Secretaría de Salud.

Así, en el caso de los tres medios, la idea original era sancionarlos por su cobertura editorial: los diarios se fueron con imágenes falsas y TV Azteca con un criterio editorial distinto al del gobierno. Quizá sí, muy sui géneris, y una postura que le ayudaría a que permanezca abierta otra filial de ellos, las tiendas Elektra, pero al final es su posición editorial.

Contra los diarios, la Segob dio marcha atrás en el proceso de sanción. Y hasta el cierre de esta edición, y luego de la amable recomendación del Presidente a esa secretaría en la mañanera de ayer, no se ha emitido notificación alguna a la televisora.

Creo que los intentos de sanción denotan una veta autoritaria en este gobierno. Si a esto se junta que a muchos otros medios y comunicadores se les escalda públicamente en las mañaneras, muchas veces sin razón y otras sólo por tener posiciones distintas a la del Ejecutivo, es claro que no había sucedido algo así desde el régimen del presidente Zedillo. Esto es hace un cuarto de siglo. Ahora los medios están siendo sujetos de ataques innecesarios y absurdos.

En el caso de los diarios arriba citados y de TV Azteca, hubiera bastado con una réplica oficial corrigiendo la información errónea o inexacta. Y que las audiencias de estos decidan si quieren leer o ver coberturas que puedan ser equivocadas y/o sesgadas, pero el castigo lo deben de poner las audiencias, no la autoridad. Esto, pues el camino de sanciones que pretendieron abrir es endeble y a la vez autoritario. ¿Qué pasará con el siguiente medio que cuestione la política energética de la 4T? ¿U otro que critique las mega obras de este sexenio ante el cambio de variables económicas? ¿Los van a sancionar?

En el caso de las audiencias de TV y radio, que son medidas a diario por terceros, sí se muestra una caída en las preferencias de Azteca a raíz de la pandemia. Incluso, se le ha acercado y rebasado Imagen TV. Por ejemplo, en los noticieros estelares del viernes pasado, día en que aconteció el conflicto, Las Estrellas tuvo en promedio (sólo en 28 ciudades) 3.2 millones de personas; Azteca Uno, 951 mil, e Imagen TV, 642 mil. Pero un día antes, en la “cadena voluntaria” del presidente López Obrador, Imagen TV tuvo más audiencia que Azteca Uno.

Todos los medios de comunicación en México van a enfrentar sus días más complicados, las narrativas —como ha pasado en otras latitudes— van a ser desoladoras y a la vez arriesgadas. Pero se tienen que cubrir las muertes, las deficiencias públicas, los esfuerzos de los médicos, las vidas que salvan, los actos valerosos, la bondad de muchas personas y el enorme esfuerzo de toda la gente. Al final, la pandemia y su número de muertos dejarán claro, a todos, quién tuvo la razón y quién no. Pero, por lo pronto, sería loable dejar a todos los medios hacer su cobertura sin presiones ni distracciones oficiales. Ya el tiempo y las audiencias pondrán todo en su lugar.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Microfonía para no ingenieros

Este curso tiene el objetivo de mostrar las diferencias sonoras entre los tipos de micrófonos que se ofrecen actualmente y obtener una técnica adecuada para la captura de la voz humana y una interpretación versátil. Está dirigido a locutores, productores radiofónicos, operadores, comunicólogos y público...

WhatsApp chat