Javier Orozco. | Columista, Abogado

Facebook, su red y los usuarios

El miércoles pasado se reportaron fallas en los servicios de WhatsApp, Facebook e Instagram. Ese día no se pudieron enviar imágenes, videos ni audios, y el servicio de mensajes de texto mostraba intermitencias.

Si bien la falla no fue global, sí fue de escala mundial, ya que hubo afectaciones en Argentina, Brasil, Centroamérica, la costa este de Estados Unidos, casi toda Europa y, por supuesto, México.

La falla se debió -según la empresa- a un problema por labores de mantenimiento de las plataformas tecnológicas, y que al ser parte del mismo agente económico corrieron con la misma suerte.
Para los usuarios fue una situación de “incomunicación”, afectaciones laborales, económicas, ansiedad, calificado como estrés tecnológico.

Para las plataformas en competencia, como Viber o Telegram, representó la oportunidad de posicionarse como servicios sucedáneos; mientras que para las aplicaciones afectadas implicó un detrimento en la confianza por parte de los usuarios y posibles pérdidas en ventas de publicidad.

Cabe recordar que en marzo pasado sucedió algo semejante durante más de 20 horas y Facebook argumentó cambios en su servidor. No ha sido fácil el último año para esta empresa internacional, recordemos que su propietario, Mark Zuckerberg, tuvo que comparecer ante el Congreso estadounidense por el uso indebido de datos de 87 millones de usuarios de Facebook por parte de la firma británica Cambridge Analytica, que trabajó para la campaña del actual presidente, Trump.

Ante este panorama, bajo la perspectiva de garantizar a los usuarios la continuidad de un servicio sin fallas, y ante un uso más intensivo de estas “nuevas” formas de comunicación, volverá a reavivar la discusión sobre si debe haber un marco regulatorio estatal que las rija. Para el usuario -atendiendo los fallos que se han visto en el lapso de un año en estas plataformas- existen dos rubros que deben protegerse: los datos personales y la calidad del servicio.

Facebook, en particular, se ha pronunciado públicamente por una mayor regulación de la industria tecnológica, luego de un artículo de opinión que Zuckerberg escribió para The Washington Post.

La regulación no es un tema fácil, sobre todo por la tentación de los gobernantes por controlar plataformas de información, cuando la tendencia es una desregulación y un sentido de responsabilidad de las empresas multimedia, lo importante es que el usuario quede protegido.

INTERFERENCIAS

En el aniversario del triunfo electoral se reiteró la idea de crear una nueva empresa estatal de telecomunicaciones, sin embargo, no hay señal alguna de cómo será.

Sin duda que la expectativa puede ir desde que se trate de un proyecto de carácter constitucional-legal como lo fue la Red Compartida o la Red Troncal o sólo de un proyecto de carácter administrativo; sería conveniente que se conocieran detalles: costo presupuestal, posibles beneficios fiscales, cómo se va a fondear, cómo se superará la prohibición de que las redes estatales sólo pueden tener carácter de proveedor mayorista sin llegar al usuario final, a quiénes va atender y cómo se garantizará que no sea un monopolio estatal que afecte a los operadores privados.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Sobrerregulación y poderes fácticos amenazan la libertad de expresión en Oaxaca

ACO Asociación de Comunicadores de Oaxaca   Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos  Lic. Andrés Manuel López Obrador   Gobernador Constitucional del Estado de Oaxaca Mtro. Alejandro Ismael Murat Hinojosa   A los Diputados Locales de la LXIV Legislatura A los Diputados Federales y...

WhatsApp Informes