Grupo Alemán compra Radiópolis a Televisa

Voz en s.f.: Dinero, con Enrique Galván Ochoa.

Carmen Aristegui (CA), conductora: Hola Enrique, buenos días y bienvenidos, saludos.

Enrique Galván, colaborador: Muy buen día, Carmen, amigas y amigos.

No estoy seguro de cuál noticia tiene mayor significado, si la venta de Radiópolis, el grupo de estaciones de radio de Televisa, o la noticia de quién es el nuevo dueño o socio, es el Grupo Galem, el grupo de los Miguel Alemán, padre e hijo.

Llegan para constituir un nuevo factor en los medios de comunicación, no es ciertamente su primera vez, Miguel Alemán Velasco fue vicepresidente de Televisa muchos años, pero es la primera vez que operan un grupo de medios de comunicación propio.

Sale Televisa de Radiópolis, pero se quedan como socios del Grupo Prisa, de España, que ya poseía, ya posee la mitad de las acciones.

Grupo Televisa informó ayer que acordó vender su participación de 50 por ciento en la cadena de Radio Sistemas Radiópolis, por una suma de mil 448 millones de pesos, más un dividendo de 200 millones.

Suena a mucho dinero, pero en realidad sólo son 80 millones de dólares, eh, una ganga.

Radiópolis opera 17 estaciones de radio en México, entre ellas el sistema de noticias W Radio.

No sale sobrando recordar, de hecho ya lo hiciste al comienzo del programa, Carmen, que el abuelo del clan, Miguel Alemán Valdés, fue Presidente de la República; el hijo, Miguel Alemán Velasco fue gobernador de Veracruz, y el nieto, Miguel Alemán Magnani, no le ha dado por la política, es el director de Interjet y de Galem Energy, dedicada al negocio del petróleo.

Tampoco es superfluo recordar que son de linaje priista, aunque han sabido navegar por los cambios políticos del país.

Miguel Alemán Magnani forma parte del grupo asesor empresarial del presidente López Obrador.

Para Televisa vender Radiópolis significa vender parte de su propia historia. Emilio “El Tigre Azcárraga” murió el 16 de abril de 1997 a bordo de su yate Eco, mares de… frente a Florida.

Fue una muerte anunciada en su propia cadena de televisión porque antes había ungido como sucesor a su hijo Emilio, a Emilio III -si tomamos en cuenta que el fundador fue Emilio Azcárraga Vidaurreta- en una transmisión conducida por Jacobo Zabludovsky.

En apariencia heredó un imperio, pero tenía problemas financieros que se agudizaron por la feroz disputa por la herencia.

En los años que siguieron hemos visto menguar el poder político y económico de Televisa, ha bajado el valor de sus acciones en la Bolsa de Valores, es frecuente escuchar a algunos accionistas comentar que para ganar dinero en Televisa no es necesario ser accionista, sino conductor; algunos conductores de televisión son millonarios.

Pudo fabricar Televisa al último de los presidentes del priísmo, a Enrique Peña Nieto, y su novela de amor con la “Gaviota”, pero seis años después perdió frente un movimiento popular que enfrentó a la mafia del poder, de la cuál forma parte la misma Televisa.

Recibió un duro golpe cuando la nueva administración redujo la mitad del presupuesto de publicidad y dejó de condonar impuestos a sus amigos.

Además, no ha sabido hacer frente al avance de Internet y a competidores como Netflix.

Ayer dio a conocer esta noticias inverosímil, venderá la parte que posee en la división de radio, Radiópolis. ¿Cuál de los grandes artistas del siglo pasado y de este no desfilaron por sus micrófonos? Desde Agustín Lara hasta Juan Gabriel.

Televisa informó que acordó vender -como les he dicho- su participación del 50 por ciento al grupo del padre e hijo, Miguel Alemán, padre e hijo, en mil 448 millones de pesos más 200 millones como un dividendo; van a convertirse en socios del Grupo Prisa, que ya estaba ahí.

Y en mi opinión, no es sólo un negocio de lo que se desprende Emilio Azcárraga Jean, se desprende de parte de su historia.

Muy buenos días, Carmen, amigas y amigos, pásenla bien.

CA: Gracias, Enrique Galván Ochoa. Y, bueno, pues -como digo- movimientos en la radio, ¿no?, estamos viendo una suerte de recomposición en alguna medida de la industria de la radio mexicana, habremos de ver en qué termina, Enrique.

EG: Así es, Carmen, hay muchos movimiento y a mí me parece muy importante que el Grupo Miguel Alemán haga su aparición en este segmento de los medios de comunicación, porque es un grupo con muchos recursos económicos…

CA: Pues…

EG: … y mucha influencia política, también.

CA: Bueno, pues todo junto, vamos a ver cómo se ponen las cosas. Por lo pronto, ahí está la noticia, lo que se anunció ayer, la compra de la mitad de Radiópolis, como en su momento la compró Grupo Prisa, es decir, en su momento Grupo Prisa participó -bueno, participa- de la mitad de este grupo de comunicación de radio en México, el consorcio* español que tiene entre a otros medios a El País, al periódico El País como sabemos.

Y una cadena importante de medios en América Latina y otras instancias de la comunicación, así que, pues se asocia con Grupo Prisa y Televisa se deshace de su participación al cien por ciento de Radiópolis.

EG: Así es, es como desprenderse parte de su propia historia porque, la W es anterior a la propia Televisa, esos son sus orígenes y lamentablemente -o como quiera uno verlo- han tenido esta muy mala situación económica.

Creo que ha faltado una buena administración desde la muerte del “Tigre Azcárraga”, y los herederos no han sabido conservar la herencia.

Y ahora, como dices, Radiópolis tiene nuevos dueños, se queda el antiguo dueño, el antiguo accionista, que es Grupo Prisa y entra Grupo Alemán que tiene insisto, muchos recursos económicos, probablemente pueda darle otro giro a la vida de esta cadena de estaciones de radio.

CA: Pues veremos que más información se da al respecto, cómo queda la relación societaria entre Grupo Prisa y que es la inversión de los Alemán, en materia de..-bueno, por supuesto conducción financiera- pero sobre todo va a hacer interesante ver qué pasa con la conducción y la dirección editorial de lo que sería un grupo comunicación tan importante como éste.

Así que bueno, estaremos al pendiente Enrique, gracias por estar aquí esta mañana y buenos días.

EG: Un gran abrazo Carmen, buen día.

CA: Igualmente, buenos días, gracias por estar aquí.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Espectro / La lucha por el control de los jueces en México

A falta de consensos en el Congreso de la Unión y entre los partidos políticos, una parte de la clase política ha estado llevando, desde hace dos sexenios, sus diferendos a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. A través de estos, a manera...

WhatsApp Informes