La radio del presente

El podcast vive su segundo aire.

La penetración de los teléfonos celulares y un mayor acceso a Internet entre los ciudadanos ha incentivados que el hijo de la radio tradicional experimente un nuevo boom.

Los intentos por mejorar la señal pública también se han quedado cortos ante el avance de las emisiones de radio por Internet, ya que estos pueden ser escuchados en cualquier momento y lugar a través un dispositivo móvil.

Aunque Estados Unidos es uno de los mercados con el mayor número de transmisiones digitales, hasta marco de este año la industria global reportó un crecimiento considerable en países de habla hispana.

Chile lideró el grupo con un avance del 83.95 por ciento, le siguió Argentina con 55.28 por ciento, en tanto que Perú registró un aumento de 49.1 por ciento y México tuvo una expansión de 47.84 por ciento, de acuerdo con un informe elaborado por la empresa de tecnología de audio Voxnest.

A diferencia de la radio convencional, solo 6 por ciento de los mexicanos la escuchan por Internet, revela la Encuesta Nacional de Consumo de Contenidos Audiovisuales 2018 elaborada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Pero dentro de ese universo destaca que 23 por ciento prefiere David Ochoa, podcaster pionero en México, considera que entre los factores que influyeron para que los consumidores convirtieran este tipo de formatos en la radio del presente destaca el cambio de mentalidad, pues se dieron cuenta que en línea podían escuchar contenidos con un valor adicional, además de que estaban producidos a la medida y sin tanta publicidad.

“El escenario ha cambiado mucho porque el contenido es más dinámico y aunque tiene las bases de la radio tradicional, las nuevas generaciones se han encargado de promover la industria del podcast y el panorama para el futuro es muy alentador”, declara el creador de Byte Podcast, el primer proyecto de tecnología de ese tipo en el país.

Sin limitantes las primeras incursiones del podcast en México ocurrieron hace casi 15 años, sin embargo, en ese entonces el formato no fue muy bien comprendido por la audiencia.

Hoy, las redes sociales se han convertido en un buen aliado para que cada vez más personas se puedan acercar a los programas.

Emisiones de radio en vivo y podcast como la de Convoy, fundado por Olallo Rubio, han puesto de nuevo al formato en el interés del público, sobre todo, entre la población más joven.

Convoy nació en 2016 como una declaración de independencia, pues su creador no estaba dispuesto a sacrificar la libertad creativa de la que gozaba su exitoso podcast.

El ex locutor de Radioactivo hizo equipo con algunos colegas para lanzar una aplicación de podcasts originales, pero el proyecto cobró mayor fuerza con el lanzamiento de programas en vivo el 4 de diciembre de 2017.

De acuerdo con Iván Nieblas Leyte, conductor del programa Oráculo del Rock de Convoy, la principal diferencia de la plataforma en línea con la radio convencional es que no están atados a compromisos comerciales o gubernamentales a través de la publicidad.

“Hacemos programas que en la radio tradicional no tienen mucha cabida porque los intereses de las marcas y los dueños del dinero obedecen a otro tipo de intereses e ideologías y pueden ser bastante conflictivos para ellos”, comparte Nieblas Leyte.

El periodista musical asegura que los únicos compromisos de Convoy son con la calidad de los productos y las personas que mensualmente pagan la suscripción de 49 pesos.

Esto quiere decir que el presupuesto del proyecto viene directo del bolsillo de los consumidores finales. A diferencia de la radio pública que depende de extensos bloques de comerciales y publicidad gubernamental.

De hecho, uno de los problemas que aquejan a la radio y a otros medios de comunicación son los recortes aplicados por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador al gasto en publicidad oficial.

La situación en la radio pública es aún más grave. En junio pasado el Instituto Mexicano de la Radio (IMER) estuvo a punto de sufrir un recorte masivo de 240 personas y para este año se le asignó un presupuesto 10.5 por ciento menor al del año anterior.

A esta situación se le suma que cuando algunas estaciones radiofónicas consiguen dinero de las empresas o el gobierno deben enfrentar problemas de censura y limitaciones creativas.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Antena / Sí protección a la mujer, no con censura

Esta semana, la Cámara de Diputados envió una minuta al Senado adecuando diversos ordenamientos para precisar lo que denominaron "violencia política en razón del género". Al analizarla se perciben algunos puntos que resultan cuestionables. Se debe señalar, de inicio, que el documento está a favor...

WhatsApp chat