Los medios de comunicación sufren crisis por la pandemia

Publicaciones como Vogue, The New Yorker y Vice recortan los salarios debido a la crisis de publicidad por el Covid-19.

Condé Nast, la compañía detrás de revistas elegantes como Vogue, The New Yorker y GQ, redujo drásticamente el sueldo de miles de empleados esta semana, incluyendo el de la ejecutiva de moda de alto vuelo Anna Wintour. Ella no es la única. 

En las últimas semanas, más de 20,000 empleados de medios de noticias y revistas de Estados Unidos fueron despedidos, se les dio licencia sin remuneración o se les redujo su sueldo, de acuerdo con el análisis de Financial Times y las cifras recopiladas por NewsGuild. 

Ningún editor se salva de la carnicería, ya que las editoriales se enfrentan a un clima publicitario que no se veía desde la crisis financiera de 2008. Los recortes abarcan desde startups en línea de las que todo el mundo habla, hasta periódicos locales de un siglo de antigüedad y revistas elegantes. 

En el último ejemplo, Condé Nast dijo que no solo va a imponer recortes salariales y licencias sin derecho a remuneración al personal, sino que también considerará los recortes de empleos. Las personas familiarizadas con el asunto dijeron que esos despidos se van a detallar en mayo y que van a equivaler a un “porcentaje de 1 a 3%” de la plantilla de 6,000 empleados, es decir, cientos de empleos.

“El impacto de esta crisis será mayor que el de 2008”, dice Wolfgang Blau, director operativo de Condé Nast, en una entrevista. “Todos están conmocionados por la repentina interrupción de los negocios. Fue en unas cuantas horas. Ninguno de nosotros puede evaluar cómo será ese nuevo mundo”. 

Durante la crisis de 2008, las víctimas en gran medida fueron periódicos impresos cuya publicidad se evaporó. Muchos de estos diarios nunca abrieron de nuevo, lo que dejó un hueco para que las nuevas empresas digitales florecieran junto con un creciente mercado de publicidad a través de internet. 

Conforme la economía se recuperó, los inversionistas destinaron miles de millones de dólares a nuevas empresas como BuzzFeed, Vice y Vox, que se anunciaron como el futuro del periodismo. En esta ocasión, estos editores digitales se encuentran entre los más afectados. 

BuzzFeed y Vice ya implementaron recortes salariales, y Vox introdujo una página de donaciones en la que pide ayuda a los lectores. The Outline, el editor en línea Bustle adquirió el año pasado, se cerró por completo. Group Nine Media, la compañía de medios en línea que opera Ben Lerer y tiene el respaldo de Discovery, recortó cerca de 50 empleos. 

El dolor continúa para los periódicos locales también. Gannett, la compañía de periódicos más grande de EU, emitió licencias sin remuneración a la mayor parte de su personal de 24,000 empleados, y la valoración de mercado de la compañía se desplomó de 1,400 millones de dólares (mdd) el verano pasado a 100 mdd.

Decenas de periódicos más cerraron o redujeron su programación de impresión, ya que los ingresos publicitarios de los periódicos diarios y semanales cayeron entre 30 y 50%, de acuerdo con Ken Doctor, analista de Newsonomics. 

A medida que millones de personas recurren a las noticias para mantenerse al día con los desarrollos de coronavirus, el tráfico web y las suscripciones nunca han sido más fuertes para algunas de las marcas de medios más grandes.  

Las adiciones de suscriptores a los títulos de Condé Nast en Estados Unidos, entre ellos The New Yorker y Wired, se incrementaron 95% entre el 1 de marzo y el 12 de abril, en comparación con el mismo periodo del año anterior, por ejemplo.

The Wall Street Journal agregó 140,000 nuevos suscriptores en el transcurso de cuatro semanas. Por su parte, The New York Times se negó a comentar sobre las adiciones de suscriptores antes de la presentación de resultados de su matriz que se tiene prevista para el 6 de mayo. 

“Esto es una tragedia, pero en términos de negocios, es una aceleración de todo lo que hemos visto en la última década”, dice Doctor. “La historia de los últimos cinco años ha sido el resurgimiento de unas cuantas marcas nacionales tradicionales y el justo dimensionamiento de los grandes nativos digitales, la mayoría de los cuales terminarán siendo más pequeños. Qué tanto más pequeños depende de cuánto dure esto”.

 

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Por austeridad, SCT no tiene ni para la renta

El plan de austeridad del gobierno federal dejó sin recursos a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) para pagar arrendamiento de inmuebles, causa por la que prácticamente vació las oficinas que rentaba en el edificio de Toreo Parque Central. La mudanza incluye al titular...

WhatsApp chat