¿Netflix puede perder el trono?

La guerra del streaming se intensifica con Leí inicio de la nueva década.

Tras casi ocho años en el mercado mexicano, Netflix enfrentará a dos empresas más que se suman a la oferta para los amantes de series y películas: Apple y Disney.

La estrategia de estas compañías no sólo llega de la mano de figuras como Jennifer Aniston y Oprah Winfrey, en el caso de la tecnológica con sede en Cupertino; sino también de la mano de producciones de Marvel y Star Wars hechas por Disney, además de paquetes y precios más accesibles que reconfiguran la oferta que ya está en el mercado y que lo marcan como uno de los que más diversidad ofrece al usuario.

En abril, la compañía del ratón decidió hacer el primer anuncio de su servicio de streaming Disney+, que llegó a EU y otros territorios el pasado 12 de noviembre a un costo de 6.99 dólares, aproximadamente 130 pesos, similar a la suscripción básica de Netflix en México.

De acuerdo con la firma, este servicio será compatible con Apple TV Android TV, tabletas, smartphones, Google Chromecast, Roku, Playstation 4 y Xbox One.

En tanto, Apple TV+ llegó el 1 de noviembre con un debut en 100 países a 4.99 dólares, o 69 pesos al mes, además, ofreció un periodo de prueba de siete días o bien, como un servicio incluido, gratis por un año, al comprar un producto de Apple, como un iPhone, un iPad o unos AirPods.

La firma busca atraer espectadores de una base de clientes de 1,400 millones de usuarios activos gracias a los dispositivos iOS a nivel global, como una forma de revolucionar la industria y de diversificarse con nuevos servicios.

Ambas plataformas estarán disponibles en México, a un precio competitivo.

No dejes de verme.

Cada plataforma deberá demostrar que es la mejor opción para que la audiencia invierta su dinero. Para Radamés Camargo, analista de The CIU, el reto más grande que tendrán las plataformas de streaming será evitar que los usuarios prefieran a la competencia.

Más allá de los millones invertidos en contenido, las compañías están usando promociones para retener suscriptores que, de acuerdo con el analista, ahora serán más fáciles de perder.

Disney fue el primero en usar una promoción que implica suscriptores por varios años. En agosto, la compañía ofrecio a sus nuevos miembros, y asistentes a la conferencia D23, una tarifa anual de 47 dólares por una suscripción de tres años para Disney+.

“Habrá mucho contenido en oferta. Sí veo que, por su catálogo, en el primer año de Disney+ en México logrará captar entre un 5 y 10% del mercado.
Mucho más allá de lo que otros jugadores de contenido han logrado en sus primeros dos o tres años”, indica el analista.

Según datos de la firma de análisis The CIU, a junio de 2019, Netflix posee 86.1% del mercado mexicano y su competidor más cercano, Clarovideo, tiene únicamente 6.2%.

La clave son los niños.

Cuando se piensa en Disney, casi en automático se le relaciona con el contenido para niños y la competencia también se dio cuenta de la inversión que debe realizar en contenido para este tipo de público.

En mayo, Netflix compró la marca para niños StoryBots por una suma no revelada y dos meses después, anunció la producción de siete nuevas series dirigidas a preescolares.

Por su parte, Apple TV+ incluye dos series de Sesame Workshop, la organización que hace Plaza Sésamo.

Disney es un competidor disruptivo en producciones para distintas audiencias y en esta carrera no se puede quedar atrás, por lo que el hecho de que los competidores salgan victoriosos dependerá del tipo de contenido que armen y la visión que tengan.

“Tenemos ejemplos contados de contenido animado de Netflix que está generando bastante audiencia, pero tener enfrente a la competencia, que tiene una gran variedad de contenido original y con Pixar. Netflix no la tiene fácil entre este público”, dice Camargo.

¿Apple se enfocarà en el  Streaming?

La apuesta de la firma es conquistar con ofertas y bajos costos, pero ¿cuál es su apuesta de contenido?

Analistas estimaron que Apple aportó alrededor de 6,000 millones de dólares para contenido de la plataforma. Esta cifra queda muy atrás de los 15,000 millones de dólares que Netflix destinó al inicio de 2019 para crear programas originales, de acuerdo con la agencia Reuters.

En tanto. Primer video también cuenta con bolsillos profundos, pues al ser parte de Amazon y sus ganancias, su presupuesto no es tan acotado.

Camargo predice que Apple no logrará posicionarse como el tercer competidor del sector y compara su oferta de contenidos con la de HBO, dirigida a un nicho específico.

“Lo que le interesa a Apple es darle valor agregado a sus usuarios más allá de volverse un jugador importante del streaming. La tecnológica no pretende convertirse en el próximo Netflix”, asegura.

Sin embargo, la plataforma ya dio su primera respuesta.

Reed Hastings, CEO de la firma, dijo a inversionistas que los nuevos rivales no lo inquietan. “Disney será un gran competidor. Apple recién está comenzando, pero, ya sabes, probablemente, también tendrán algunos shows geniales”.

A la par, la competencia sigue sumando nombres: Warner Media, con HBO Max, está previsto para inicios de 2020 y con ella espera alcanzar 75 millones de suscriptores para 2025, seguido de Peacock, de NBC Universal, que también se lanzará el próximo año con shows como The Office.

Por otra parte. Primer Video recientemente lanzó canales dentro de su plataforma en los que sus usuarios contratan programas de HBO, StarzPlay, Paramount+ y MGM. De acuerdo con The CIU, ésta será una nueva tendencia de empaquetamiento, ya sea de las plataformas de streaming o de los operadores de televisión de paga.

Superna Kalle, vicepresidenta ejecutiva de Starz International Digital, asegura que StarzPlay dará contenido premium enfocado en adultos, con licencias como DC, pero sin volverse un rival de Netflix ni de Disney.

Su estrategia de negocio es llegar a Latinoamérica de la mano de plataformas como Izzi, Apple TV, Primer Video y Totalplay para tener un crecimiento importante de suscriptores.

“La televisión por cable sigue siendo muy importante en la región, pero las plataformas se están volviendo cada vez más relevantes y cuando crezcan, creceremos con ellas”, indica Kalle.

Pero el streaming no sólo compite, cara a cara, con otros streaming, también se enfrenta con jugadores más abiertos, como YouTube, cuyos contenidos de paga ahora también podrán ser vistos gratuitamente por sus 2,000 millones de usuarios, aunque con anuncios.

Margie Moreno, directora de YouTube Origináis para Latinoamérica, dice que este cambio se dio luego de “leer mejor a sus audiencias”.

“Estamos buscando contenidos en buena calidad para microaudiencias, pero, al mismo tiempo, estamos teniendo aliados en la parte de publicidad”, precisa Moreno.

Así, reconfigurado con una amplia oferta de contenido y precios es como queda el escenario del streaming para 2020. Puede que, a corto plazo, Netflix no pierda la corona, pero no le será fácil retenerla y, según los analistas, a largo plazo, no se ve un sector liderado por un rey absoluto.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Antena / Sí protección a la mujer, no con censura

Esta semana, la Cámara de Diputados envió una minuta al Senado adecuando diversos ordenamientos para precisar lo que denominaron "violencia política en razón del género". Al analizarla se perciben algunos puntos que resultan cuestionables. Se debe señalar, de inicio, que el documento está a favor...

WhatsApp chat