Oran y rezan en radio y TV

Agrupaciones religiosas han encontrado la forma de transmitir sus contenidos por la radio y para lograrlo han engañado a la autoridad en la materia, el IFT, para que les autorice concesiones.

** Oran y rezan en radio y TV

Las agrupaciones religiosas están buscando obtener frecuencias de radio como sea; incluso engañando a la autoridad a través de la figura de radios sociales y comunitarias.

Asociaciones presuntamente civiles han solicitado concesiones del tipo social ante el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), y éstas han sido otorgadas.

Operando con el distintivo de Radio María México, Voz de Esperanza, la Fundación Cultural para la Sociedad Mexicana A.C. logró nueve concesiones y transmite por la 94.1 FM en Cuernavaca; 90.3 FM de Culiacán; 920 AM de Guadalajara; 680 AM de Mérida; 106.7 FM de Puebla; 100.7 FM de Puerto Vallarta; y 107.9 FM de San Luis Potosí.

Su programación incluye contenido durante las 24 horas del día, como Santa Misa a las 8:00 de la mañana; Vatican News; Angelus a las 18:00 horas, por mencionar algunos.

Reforma comparó dichas frecuencias con la lista de concesiones otorgadas por el IFT y encontró que algunas de ellas tienen un inicio de vigencia de la concesión del 25 de abril de 2018 hasta el 25 de abril de 2033.

No es el único caso. La organización La Visión de Dios A.C. recibió en 2019 una concesión de uso social por parte del IFT en una estación de FM en Mérida. Aunque el órgano regulador dijo que tras un análisis consideró que dicha asociación acreditó los requisitos requeridos y verificó que sus afiliados no fuera ministro de culto.

María Elena Estavillo, excomisionada del IFT, afirmó que existen personas y organizaciones que se hacen pasar por asociaciones civiles para engañar al órgano regulador y obtener concesiones sociales, y una vez que se les asignan transmiten contenidos religiosos aunque no esté estipulado en su barra programática que entregaron.

Héctor Camero, representante nacional de la Asociación Mundial de Radios Comunitarias (AMARC), aseguró que han detectado acercamiento por parte de personas y organizaciones de corte religioso, al menos dos al año, para solicitar su afiliación a la organización, buscando que les ayuden a conseguir concesiones ante el IFT.

De acuerdo al IFT, se han detectado casos de personas u organizaciones religiosas que se acercan directamente a ellos con el interés de solicitar una concesión.

“El IFT ha determinado como improcedentes un total de 26 solicitudes de otorgamiento de concesiones, por advertirse que ministros de culto formaban parte de la sociedad solicitante”, comentó.

La Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público prohíbe a las asociaciones religiosas y a los ministros de culto poseer o administrar directa o indirectamente concesiones para explotar estaciones de radio y televisión, así como para servicios de telecomunicaciones.

Pero es la Secretaría de Gobernación a quien le corresponde vigilar los contenidos que se transmiten por las radios que tienen una concesión, aclaró María Elena Estavillo.

Pero la negativa del IFT no detiene a las organizaciones religiosas, sobre todo en Chiapas y Oaxaca.

“A Tapachula llega la señal de algunas (radios religiosas), ya sea de Guatemala o de la sierra de Chiapas, donde operan en poblados de menos de 500 habitantes;, pero abarcan otros poblados más como Siltepec, Motozintla”, dijo un miembro de una organización comunitaria en Chiapas consultado por Reforma que prefirió guardar su anonimato.

Erick Huerta, coordinador de Redes por la Diversidad, Equidad y Sustentabilidad A.C., que apoya a comunidades en temas de redes de telecomunicaciones y radiodifusión indígena, afirmó que además de las radios religiosas sin permiso existen las esotéricas y programas de brujos.

Comparte este contenido

Double Column Posts

Double Column Posts Subtitle

Inteligencia Competitiva / Preponderante in crescendo

Sólo para repasar, el preponderante define a ese agente económico que ostenta más de 50% de participación del mercado de telecomunicaciones y que, con ello, tiene y ejerce una influencia anticompetitiva en detrimento de sus competidores, pero, sobre todo, del bienestar del consumidor. En plena...

WhatsApp chat