21 de febrero de 2024

“Plan B”, violencia a periodistas y narco, las preocupaciones de EU sobre México

Ya sea con Trump o Biden, el gobierno de Estados Unidos ha manifestado su preocupación por asuntos como la democracia, la violencia contra comunicadores y el control del narcotráfico en México.

El presidente Andrés Manuel López Obrador ha insistido en que prevalece una relación de cooperación y respeto con el gobierno de Estados Unidos, sin embargo, hay algunos asuntos de México que preocupan a la administración de su homologo Joe Biden. El más reciente está relacionado con la democracia mexicana y el “Plan B” de la reforma electoral.

El diario The New York Times reveló que, el gobierno de Biden está pendiente de los posibles riesgos que podría traer para la democracia mexicana los cambios al marco electoral justo a unos meses de las elecciones presidenciales de México.

“La embajada de Estados Unidos en México ha estado enviando informes a Washington en los que se evalúan las posibles amenazas a la democracia en el país”, habrían declarado funcionarios estadounidenses al diario.

La preocupación del gobierno de Estados Unidos no se circunscribe a lo que informó la embajada que encabeza Ken Salazar. Desde el Departamento de Estado de Estados Unidos se publicó un pronunciamiento sobre el apoyo de ese gobierno a instituciones electorales independientes.

“Las democracias saludables se benefician de instituciones sólidas y una pluralidad de voces. Estados Unidos apoya a las instituciones electorales independientes y bien dotadas de recursos que fortalecen los procesos democráticos y el estado de derecho”, dice el mensaje emitido por el Departamento de Estado.

Este posicionamiento incomodó al presidente de México, quien criticó que Blinken se inmiscuya en un asunto que corresponde a los mexicanos y de pasó aseguró que en México manda el pueblo, no la oligarquía como en Estados Unidos.

“Le digo con todo respeto al señor Blinken, del Departamento de Estado, que hay más democracia actualmente en México que en Estados Unidos y que en vez de estarse metiendo, actuando de manera injerencista en nuestros asuntos, si quiere seguir con la misma políticas, pues que se ocupen de lo que está pasando Perú”, lanzó el presidente.

López Obrador rechazó que por los cambios a las leyes electorales esté en riesgo la democracia y dijo que es una exageración así plantearlo.

Pero las preocupaciones de Estados Unidos no se limitan al ámbito electoral. Ya sea con la administración de Donald Trump o Joe Biden, Estados Unidos ha externado su preocupación por otros temas.

Violencia contra periodistas
El clima de violencia para quienes ejercen el periodismo en México ha sido motivo de preocupación del gobierno de Estados Unidos.

El secretario de Estado, Antony Blinken, manifestó en sus redes sociales su preocupación por los altos niveles de violencia contra los comunicadores.

“El alto número de periodistas asesinados en México este año y las amenazas que enfrentan son preocupantes. Me uno a aquellos que piden una mayor rendición de cuentas y protecciones para los periodistas mexicanos. Mi corazón está con los seres queridos de aquellos que dieron sus vidas por la verdad”, escribió en sus redes sociales en febrero de 2022.

Desde México, el secretario de relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, informó a su homólogo que en el gobierno de López Obrador se condena la violencia contra los periodistas.

Pasividad y control del narcotráfico
La presunta pasividad del gobierno del presidente López Obrador hacia el crimen organizado y el control de éste sobre amplios territorios, también ha sido motivo de preocupación para el gobierno de Estados Unidos.

Ya sea a través de su embajador o militares, desde tierras estadounidenses han surgido críticas por la presencia de organizaciones del crimen organizado en México.

Una de estas preocupaciones fue manifestada por el entonces embajador saliente Christopher Landau, quien criticó la pasividad del presidente ante las organizaciones criminales.

“Ha adoptado básicamente una actitud de dejar hacer ante los cárteles, lo cual es obviamente problemático para nuestro gobierno. Es un gran problema para México… Tiene una agenda doméstica muy ambiciosa que es, en su mayoría, sobre programas sociales. Quiere esta gran sociedad en México y ve a los cárteles, si se me permite la analogía, como su Vietnam, que lo ha sido para algunos de sus predecesores”, destacó el exembajador tres meses después de dejar el cargo como representante de gobierno de Donald Trump.

Otra crítica vino de parte del general Glen VanHerk, jefe del Comando Norte de Estados Unidos, quien aseguró que hasta el 35% del territorio mexicano estaba controlado por organizaciones criminales.

“Narcotráfico, migración, tráfico humano, todos son síntomas de las organizaciones criminales transnacionales que operan con regularidad en áreas sin gobierno, del 30% al 35% de México, y es lo que está creando algunas de las cosas que enfrentamos en la frontera”, afirmó durante una conferencia de prensa en el Departamento de Defensa estadounidense.

Energía y reformas
Las modificaciones que impulsó el presidente López Obrador a la legislación energética y que fueron aprobadas por su partido, Morena, y sus aliados, también generaron preocupación en Estados Unidos.

El embajador de Estados Unidos manifestó las preocupaciones que tenían empresarios por las nuevas reglas en el sector eléctrico porque favorecían a las empresas del estado mexicano y dejaban en desventaja a las compañías extranjeras.

“El Gobierno de los Estados Unidos ha expresado reiteradamente preocupación sobre la propuesta actual del sector energético de México”, señaló la embajada de Estados Unidos en México.

Para manifestar estas preocupaciones y en busca de acuerdos, Ken Salazar mantuvo constantes visitas a Palacio Nacional.

El gobierno del presidente López Obrador ofreció diálogo a las empresas estadounidenses que consideraban habían visto afectados sus intereses con la nueva norma en materia eléctrica. Además propuso explicarles a una por una el por qué de las modificaciones al sector.