24 de mayo de 2024

Lleva el IFT 84 bases de radio piratas confiscadas

Concesiones. El IFT ha recibido 173 denuncias sobre estaciones irregulares este año; es el mayor número de decomisos en una década, indica encargado del área.

De las 173 denuncias que recibió el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) sobre estaciones de radio piratas en lo que va de este año, 84 ya fueron confiscadas, reveló el director general de Verificación de la Unidad de Cumplimiento, Javier Morales Gauzín.

En entrevista con MILENIO aseguró que es el nivel más alto en los 10 años del instituto, pero remarcó que ellos solo actúan conforme se presentan acusaciones en sus canales oficiales.

“Nos hacemos sabedores de la operación de una estación que no cuenta con concesión a partir de alguna de las denuncias que sean presentadas por terceros. Contamos con un micrositio en el portal de internet donde cualquiera puede presentar una denuncia dando las características de la estación o también se puede llevar por escrito la en la oficialía de partes, o mandarse por un correo electrónico”.

Destacó que a partir de ese momento, trabajan de la mano con el área de monitoreo de vigilancia de espectro del IFT, que entre sus labores está el revisar dónde se encuentra la ocupación de las frecuencias que se hace sin que estén concesionadas.

“Cuando encuentran algo, se hace la visita de verificación porque tenemos que tener un domicilio plenamente identificado, con la orden debida”.
Sin embargo, Javier Morales Gauzín afirmó que de cada 10 denuncias que reciben sobre radios piratas, no siempre son 10 estaciones ilegales.

“Al final hay números que pueden ser mucho más elevados, pero en realidad estamos hablando del mismo emisor que trae diez denuncias y que eso no significa que sean diez estaciones que están operando sin concesión, realmente es una”.
También considera que otro reto que enfrentan es en los aseguramientos. Los involucrados no dan acceso al área con la radio pirata o simplemente apagan la señal cuando saben que ya van autoridades por ellos.

El directivo contó que todos los transmisores confiscados se donan a estaciones de radio comunitarias o que tienen concesiones sociales, “el resto del equipo (antenas, fierros) lo remitimos al Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado”.

Remarcó que los daños de la radio pirata no son solo en cuestión de competencia, también en servicios de carácter público, como a distintas órdenes de gobierno, municipales o federales, “donde pudieran tener comunicación en transporte tipo Metrobús y generan afectación para la comunicación entre ellos”.

Hay quien regresa
El director general de Verificación de la Unidad de Cumplimiento del IFT reveló que, al no existir penas más severas, muchos operadores de radios piratas reinciden.

“Utilizan la misma frecuencia, digamos que ‘ya se la saben’; saben cuál es la que tendrá que ocupar. No sé con qué temporalidad, pero no pasa más de mes y medio y ya están instalados otra vez con la misma frecuencia y no sabemos por qué, pero sí hay reincidencia, sin duda”.
Afirmó que es relativamente fácil poner una estación ilegal, “técnicamente se necesitan unos cuantos transmisores y se monta la estación. El tema es conseguir las frecuencias”.