23 de abril de 2024

IFT cambia reglamento para atajar la aparición de “lobos sociales” en radio y TV

La modificación es una primera respuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones a casos en que los concesionarios han utilizado las frecuencias para fines distintos, como su uso en transmisiones comerciales o para obstaculizar a competidores.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) modificó los criterios para la integración de socios en organizaciones civiles que explotan concesiones de espectro para la prestación de servicios de telecomunicaciones o la transmisión de radio o televisión de uso social.

En México, además de las concesiones de radio y televisión comercial y públicas, también se han entregado al menos 106 frecuencias de AM y FM para radio comunitaria, indígena o social, y todas ellas representarían el 5% de todas las frecuencias con transmisión de AM/FM en el país. Sólo en la Ciudad de México, el IFT ha entregado ya un canal de televisión social que estará al aire en próximos meses y ya existe en la capital una estación de radio FM, también de tipo social.

La modificación a los denominados Lineamientos Generales de integración socios de para la explotación de concesiones sociales es una primera respuesta del Instituto Federal de Telecomunicaciones a casos en que los concesionarios han utilizado las frecuencias para fines distintos, como su uso en transmisiones comerciales o porque los titulares de las concesiones hacen parte también de grupos de radiodifusión comercial que buscaron ganar este tipo de estaciones para obstaculizar a competidores o para obtener recursos económicos a discreción.

En la industria de radiodifusión, se identifica a este tipo de radiodifusores como “lobos sociales” y el IFT ya había recibido quejas de radiodifusores comerciales y sociales por este tipo de hechos.

Las concesiones de espectro para uso social se entregan por un mecanismo de asignación directa y sin contraprestación económica a las entidades que demuestren que utilizarán la señal para la divulgación de valores, la preservación de identidad cultural o para la prestación de servicios sociales en una zona geográfica determinada, por lo que este tipo de concesionarios están impedidos de comercializar sus tiempos aire con fines lucrativos.

“Esta medida regulatoria robustece el marco normativo para asegurar la autenticidad de los proyectos de comunicación con orientación social o comunitaria y con ello de todo el ecosistema mediático. Para concesiones en materia de telecomunicaciones, la integración de un socio o asociado, el concesionario únicamente deberá presentar el aviso de ingreso del propio socio o asociado”, dijo el IFT.

La autoridad estableció un procedimiento para la presentación anual obligatoria un listado que contenga los nombres de los socios o personas asociados a la organización que explota la concesión de espectro de tipo social.

El IFT también hizo obligatorio el aviso de separación de socios de la organización, y del ingreso de nuevos socios o asociados en materia de telecomunicaciones y en el caso de las concesiones de radio y televisión social, el IFT ordenó la presentación de solicitudes de autorización de adhesión de nuevos socios.

Recientemente, el IFT descartó la renovación de una concesión de radio social con cobertura en Cancún, Quintana Roo, debido que el concesionario utilizó la frecuencia para transmitir pauta comercial.

Los concesionarios de radio y televisión social sí pueden generar ingresos a través de aportaciones de la comunidad a la que bridan servicio, por la generación de contenidos para entidades públicas, por la renta de sus estudios a terceros o por la venta de publicidad de entidades públicas como dependencias de gobierno, empresas estatales o universidades.

https://www.eleconomista.com.mx/empresas/IFT-cambia-reglamento-para-atajar-la-aparicion-de-lobos-sociales-en-radio-y-TV-20240319-0057.html